¿Cómo convertirte en SEO copywriter? Mi experiencia y formación
02/01/2022
¿Quieres ser copywriter? Te cuento cuál ha sido mi formación y el camino que he tomado para llegar a ser una SEO copywriter.

¿Quieres ser copywriter? Quizás todavía no tienes un negocio y fantaseas con la idea de convertirte en copy o SEO. Renoi también empezó como un sueño, por eso quiero contarte hoy cuál ha sido mi camino hasta convertirme en SEO copywriter.

Hablando con otros compañeros copys, me he dado cuenta de que la mayoría de mis camaradas salen de carreras muy variopintas: algunos estudiaron derecho, otros vienen de ingeniería y tantos otros no fueron a la universidad. También es verdad que hay una sección importante que provienen del mundo de la traducción y del periodismo. ¿Y de dónde he salido yo? Del sitio menos especial que te puedas imaginar: de la carrera de Publicidad y Relaciones Públicas.

Y es que mi trayectoria como copy es de manual. Ya en el instituto sabía que me gustaban las letras, la creatividad y, gracias a las clases de arte, la publicidad. Desde pequeña, mi parte preferida cuando mirábamos la televisión eran los anuncios, y ya perdía la cabeza cuando veía un product placement bien hecho. Me guste o no, siempre he tenido un feeling especial con la publicidad. Casi puedo decir que estaba escrito que acabaría trabajando de copy (aunque ni supiese que existía esta profesión).

Mi paso por la universidad

Como te contaba, yo cursé Publicidad y Relaciones Públicas… Aunque lo hice casi por casualidad. Estaba dividida entre Comunicación Audiovisual y Psicología. Pero viendo que en la publicidad ambas se unían, decidí apostar por este camino (y así también tuve la opción de quedarme más cerca de mi pueblo).

No diré que en cuatro años no aprendí nada, pero si tu objetivo es ser copy… Casi que te puedes saltar esta parte. La universidad me trajo muchas experiencias y vivencias que hubiese sido imposible vivirlas de otro modo, como un Erasmus a Holanda o conocer a mis mejores amigos.

La parte de publicidad también me ayudó a empezar a asentar las bases del marketing y a entrenar la creatividad para crear campañas en medios tradicionales (televisión, radio, diarios). Sin embargo, la parte online, la que a mí más me llamaba la atención casi ni se tocaba. Por suerte, tenía un blog sobre literatura fantástica que me ayudó a dar mis primeros pasos en CSS, analítica web y SEO. En esa época, podía pasarme un finde entero mientras escribía un artículo que mereciera la pena. Y, durante la semana, devoraba libros de fantasía y ciencia ficción que me llamaban la atención e intentaba sobrevivir en las clases.

Dónde aprendí las bases del copywriting

Al volver de mi Erasmus, donde cursé administración de empresas y descubrí que eso de tener una empresa no era tan aburrido como parecía, quería empezar a trabajar en una agencia de publicidad sí o sí.

Decidí apostarlo todo para entrar en una pequeña agencia de publicidad que me tenía enamorada. Creé mi primera página de ventas con mi currículum (sin saber qué era una página de ventas), y para mi sorpresa me cogieron: entré como copywriter junior. Sin embargo, allí no es donde aprendí más copy.

Al cabo de unos meses decidí seguir mi amor por las letras y empecé un curso especializado en edición de libros. De nuevo sorprendida, tuve la suerte de que me cogieran en prácticas en una de las editoriales más grandes del mundo. Elegir los contenidos, darles forma, trabajar su posicionamiento en el mercado… ¡Aquello sí me llamaba!

Pero lo que me gustaba más era mi trabajo principal: escribir contraportadas que llamaran la atención, conectaran con el lector y les convencieran de que este libro era para él. Quiero pensar que esta fue la primera vez que empecé a escribir copy de respuesta directa, aunque en aquel momento todavía no lo supiera.

Mi primer flechazo con el marketing digital: el SEO

Sin embargo, las prácticas se terminaron y decidí salir de Barcelona por patas. Todo lo bueno que tenía el trabajo, se lo llevaba la ciudad (soy muy de campo). Y digamos que en las comarcas, en un momento en el que el teletrabajo todavía no era la norma, querer trabajar en una editorial era una locura.

Así que decidí volver a mis orígenes y empecé a formarme en marketing digital. Reconecté con esta blogger de 18 años que escribía reseñas de sus libros preferidos y me enamoré locamente del posicionamiento SEO. Además, hice una formación en la que una de las docentes me invitó a unirme a su equipo, en una consultoría de marketing digital.

Aunque en este momento no lo supiera, me dio la oportunidad de aprender de grandes profesionales de analítica, publicidad digital, embudos de conversión, email marketing, etc. Entré con un papel de Frankenstein y pude absorber el conocimiento de todas las áreas. Mi especialidad fue el SEO, porque soy un poco friki tanto a nivel técnico, como del marketing. Aprendía programación HTML y CSS de seis a siete de la mañana para poder seguir las novedades SEO, y las bases para posicionar una página web en Google.

Por si también te interesa seguir este camino, creo recordar que mis primeros pasos fueron con las formaciones gratuitas de Google Actívate y con un curso de la Fundación Uned de Posicionamiento web.

Sin embargo, mi mayor maestra fue la experiencia de trabajar con distintos clientes y seguir las newsletters de mis referentes preferidos, hecho que te recomiendo sea cual sea tu especialidad. Mis referentes en SEO fueron Alyeda Solís, Fernando Maciá, Tom Critchlow, Semrush, Rock Content, MJ Chacón, Webpositer y otros tantos. Aunque empecé a seguirlo un poco más tarde, también me resultan muy interesante la newsletter de Dean Romero y los vídeo-análisis de Josep Deulofeu.

La formación que me ha permitido vivir del copy

A medida que iba leyendo y trabajando en SEO, había algo que me removía por dentro. Una frase que seguro habrás escuchado centenares de veces:

“El contenido es el rey.”

Y estaba de acuerdo: por mucho que trabajáramos el posicionamiento web de los clientes, si los textos que había escritos no estaban bien trabajados, era un esfuerzo hecho en balde. Así fue como decidí empezar a buscar más información sobre copywriting y… Me cautivó.

Empecé a ver un montón de vídeos y a leer artículos de todo el tipo sobre el tema: Maïder Tomasena, Javi Pastor, Carmelo Beltrán, Alex Cattoni… Cada vez me gustaba más, y veía que faltaba un perfil así en el panorama de marketing digital de mi provincia. Así que decidí apostar por mí y me seguí formando. Quizás (es lo más probable) me deje alguna formación en el tintero, pero las primera que tomé fueron:

  • El ABC del copywriting de Maïder Tomasena.
  • Los cursos de copywriting de la membresía de Joan Boluda.
  • Copywriting para página de ventas de Javi Pastor.
  • Email Attack de Mila Coco.

Estas formaciones, combinadas con mi conocimiento previo de marketing digital, me permitieron profundizar mucho más en el copy. Además, quiero hacer hincapié que hoy en día hay un montón de contenido gratuito en Internet muy, muy valioso, del cual puedes aprender las bases. Otra fuente importante de conocimiento fueron los libros, de los cuales haré un artículo más adelante (puedes suscribirte en mi newsletter para enterarte de cuando lo haga).

Pero, sin duda, la formación que me ayudó a sentirme segura para decir “ahora sí, ya soy copywriter” fue justamente “Soy Copywriter” de Javi Pastor, que a pesar de ser de un ticket bastante elevado, superó todas mis expectativas. Allí pude asentar las bases, tener el apoyo de un tutor que corregía mis prácticas y conocer una comunidad impresionante de otros copys.

También tuve la oportunidad de practicar con clientes reales, dos de los cuales conseguí “ganar” las prácticas propuestas en gestión de contenido. Eso significa que el cliente elige tu propuesta, hecho que me ayudó a coger todavía más confianza en el futuro que estaba empezando a trazar.

Si estás interesado en formarte con el equipo de Javi, puedes inscribirte a través de este enlace de afiliación. No te lo recomiendo para poder ganar X porcentaje, sino porque a mí me cambió de manera brutal mi relación con el copy. Pasó de ser algo con que fantasear a mi trabajo full-time.

Mi mejor maestra: la práctica

Sin embargo, mi mejor maestra no es ninguna formación, ningún curso, ningún libro. Como en la mayoría de artes, mi mejor maestra ha sido la práctica.

La cosa va así: si quieres aprender a patinar, tienes que patinar. Si quieres aprender a tocar la guitarra, coge tu puñetera guitarra. Y si quieres aprender a escribir, abre un documento en blanco y empieza a teclear.

A día de hoy sé que todavía me quedan un montón de cosas que aprender, pero pongo el foco en disfrutar del camino y compartirlo con quienes me acompañan. Por eso, si te interesa saber más sobre copwriting, te invito a unirte a mi newsletter, donde comparto experiencias, consejos prácticos y materiales exclusivos con mis suscriptores.

Espero que hayas disfrutado de mi historia y, si quieres ser copywritier, que te ayude a inspirarte para perseguir tu meta. Y si no quieres ser copy, pero te interesa seguir profundizado en esta especialidad para alcanzar tus metas, también te invito a descargarte mi ebook gratuito “4 mejoras que puedes aplicar hoy mismo en los contenidos de tu negocio digital”.

Un fuerte abrazo, Rosa.

De mi blog a tu bandeja de entrada

Te aviso cuando publico algo nuevo y te entretengo con más consejos e historietas. What else?

Soy Rosa, enchantée

Me llamo Rosa Cools y soy SEO copywriter. ¿Conoces el término? Significa que escribo para gustar tanto a Google, como a los visitantes de tu web, blog o emails.

Especialmente, trabajo con psicólogos, médicos, pedagogos… Para ayudarles a captar más pacientes y alumnos.

¿Sobre qué quieres aprender hoy?

 ¿Te ha gustado?

Esto es solo una pequeña parte de lo que publico.

Lo mejorcito está en mi newsletter… ¿Nos vemos dentro?

Envío un nuevo correo cada semana con consejos sobre copy, SEO, contenidos e historias varias. Y te das de baja cuando te dé la gana. 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *